junio 13, 2011

Puntos Suspensivos

quiero escribir algo pero nose que
hay algo nefasto entre el deseo y el concretar
una brecha enorme entre los medios y el fin
entre las ganas de escribir y todas esas trabas que lo separan a uno del hecho
una necesidad de expresar esa magia mental de cada uno en las palabras justas
de usar los simbolos y etiquetas exactos para nuestra causa
hay un deber para con uno mismo, una mision de vida o muerte interior
hay una angustia , un nudo en la garganta ante la impotencia de la incomunicacion
es como un calor, una oleada, una sensacion de saber algo y no tener el medio para decirlo
es como ser un niño incapaz de transmitir aquello que realmente anhela
y en su conjunto hasta lo torna a uno violento, afloran emociones diversas
frustracion, agresion, tristeza, alegria, esperanza...
exaspera la necesidad, el impulso, el instinto residual
inhabilita tus sentidos, los confunde, en ese calderon de ideas no manifestas
como tener una cancion lista para escribir y que las notas jueguen con tu sentido de la ubicacion
mas aun! es jugar a las escondidas con la imaginacion
cada idea se esconde en el mejor lugar y esperan por uno, algunas corren, otras caminan
algunas solo pueden ser percibidas con la mas fina concentracion
puesto en otras palabras la imaginacion se fuga con la creatividad en un sin fin de robo de ideas , y la policia de la concentracion sale en su busqueda, en su persecusion
y ese momento tan cercano a la captura, casi saborable, casi perceptible al tacto externo, ese momento en el que se esta por concebir esa recompensa del alma
ese momento de lucha entre ambos bandos, esa musica de pensamientos
esa melodia violenta que atenta con destrozar los limites del campo de batalla
esa melodia volatil que varia en torno a cada aventura, a cada anecdota aislada de los dos lados en disputa
como se escapa por cada rincon de nuestra mente, hasta los espacios mas pervertidos y sucios, los callejones mas ordinarios y nauseabundos de nuestro ser o la lujuria extrema y fina, con altura, con estilo
una antitesis armonica, un iman en el que las reglas de la fisica son otras
una masoquista diversion a causa de la eterna lucha entre el policia y el ladron
solo se que lo que quiero saber se oculta de mi y rie a mis espaldas, que se mantiene siempre en el punto invisible
un saber al que le encanta generar infinito deseo, un saber hasta femenino a veces, mostrando solo parte de su ser a su merced, un saber que a veces debe ser tomado a la fuerza, otras seducido con paciencia y tiempo
es un saber sin definicion, libre, sin razon, cualidades que le otorga luego el pensador , el cazador
el cazador de saberes que se presta a ese juego de seduccion, de prueba y error
esa mirada maliciosa que le otorga el saber ante el desafio del cazador
esa mirada, esa sonrisa que dice tanto
ese salvajismo incontrolable del saber y el deseo irrefrenable de poseerlo, de tocarlo, sentirlo ,ser uno con el
esa caza inacabable, interminable, esos puntos suspensivos entre uno y dos

1 comentario:

Rochitas dijo...

adoré su laberinto.